domingo, 1 de noviembre de 2015

Entrevista: Márgara Averbach


Nacer a la lectura, y más..
"Los libros fueron mi refugio... "

 






Foto tomada de la página de Imaginaria. Autora de la foto Vera Rosemberg

Nac en la Ciudad de Buenos Aires, pero vivió parte de su infancia en Santa Fe, y al conocerla se percibe aún algo de ese aire de campo y de libertad. Es Doctora en Letras y Traductora Literaria. Enseña literatura de los Estados Unidos en la UBA y traducción literaria en el Lenguas Vivas J. R. Fernández y en el Lenguas Vivas Spangenberg. También es crítica literaria, para el diario Clarín y para la revista  Ñ, y en sus ratos libres (la verdad es que tiene una actividad intensa) escribe libros, principalmente de ficción, para niños, jóvenes y adultos



Ganó numerosos premios y distinciones, el Primer Premio del Concurso de Cuentos para Niños de las Madres de Plaza de Mayo (1992) con el relato "Jirafa azul, rinoceronte verde" (un cuento muy bello, por cierto) y el Primer Premio de Cuento en el Segundo Concurso "Identidad De las Huellas a la palabras", Abuelas de Plaza de Mayo e H.I.J.O.S. (Córdoba, 2001) con "Rompecabezas de lunes". Recibió, entre otros premios: Conosur a la Traducción (Unión Latina, 2007); Maestra de la Literatura Juvenil (LIJ) de Hormiguita Viajera (2011). El año pasado fue distinguida con el Diploma al Mérito de la Fundación Kónex en la categoría Literatura Juvenil, un reconocimiento a una extensa y nutrida trayectoria en la LIJ.



Márgara y yo tenemos mucho en común, disfrutamos el contacto con la naturaleza  y amamos esta época del año en que el aire caliente, perfumado a paraíso, nos invita a salir, sin necesidad de abrigo



Cuando la conocí, hace unos años atrás, la primera coincidencia que me sorprendió fue su costumbre de leer en voz alta, en los viajes en auto. Como ella misma cuenta, en la entrevista, fue herencia de su madre. Estoy convencida que se debería extender a todas las familias, acorta los viajes y provoca lectores en lo inmediato (en mi familia,  pudo resistirse a conocer el final de la novela iniciada en el trayecto)



Podría seguir mencionando coincidencias, como el disfrute por la lectura y el cine, o el trabajo docente que nos ocupa todo el año, (pero que a ambas, creo, nos resulta gratificante). La última es que compartimos día de cumpleaños, así que sin saberlo, hemos festejado muchas veces juntas.



Márgara podría vivir todo el año en verano, y no sólo por el clima propicio. Es una escritora, preferentemente, de verano, una época del año en la que el receso de su trabajo le permite dedicarse en continuo a escribir. Y lo hace en cuadernos, a mano, para sentir el trazo de la escritura que va naciendo de su pluma.



Si quieren conocer algo más de ella, les recomiendo leer esta entrevista, que le hizo la querida Fabiana Margolis para Imaginaria

http://www.imaginaria.com.ar/13/5/entrevista.htm


o visitar su blog,,,


http://margaraaverbach.blogspot.com.ar/

 De tener que elegir uno de sus libros  me quedaría con éste....Una novela catalogada como juvenil, publicada por Sudamericana

En la dedicatoria de este libro se lee...

"A las Abuelas de Plaza de Mayo, que conocen la historia.
A Mónica, María Cristina, Diana, Perla, Miriam, Lea, que se sentaron conmigo a conversar en bares, en patios, en bancos de plaza hasta que me devolvieron, de a poco, con paciencia infinita, la conciencia del poder que hay en la charla."

Esta dedicatoria nos cuenta un poco de la historia que va a relatar, y de nuestra propia historia...que será contada a través de las voces de este grupo de adolescentes que tan bien describe Márgara.


 


Me quedo en el final con esta foto, en donde se la ve, con su pelo largo y su vincha, ...y una sonrisa de felicidad, que parece esconder una travesura de infancia. 

Y con esta frase de su libro "El año de la vaca", que me golpeó al leerla


"Alegría es ver un caballo al galope"






Gracias a todos por acompañarme y gracias Márgara por prestar tu voz a las preguntas



Hasta la próxima....
 

¿Qué recuerdos tenés de tu inicio lector? ¿Qué libro, relato, historia de la  infancia recuerdas especialmente?


  Me acuerdo de que en casa mamá leía mucho en voz alta. En los viajes que hacíamos en auto (largos viajes en diciembre-enero). Esa tradición continúa: yo lo hice con mis hijos en nuestros viajes en auto (no tan largos pero sí bastante) y ahora lo hacen mi hijo y su compañera. Y a mí me encantaba eso. Si íbamos de campamento al frío, la verdad es que me gustaba más el viaje, con lectura, que la llegada, con frío y en carpa. Por otra parte, a mí me dolían mucho los oídos... y mamá me leía en voz alta cuando pasaba eso y yo me olvidaba del dolor. Eso está en "Ujujá y los cuentos", uno de "Cuentos de arriba y de abajo". Tal vez es una de las razones por las que escribo. En cuanto a obras: no me acuerdo de los que me leían cuando era chica. Sé que leí María Elena Walsh (la ficción me gustaba, la poesía no) y que leía algunos de autor desconocido (no recuerdo los nombres) que me enloquecieron. Más recuerdo los libros de más grande, la serie de animales que me traía mi mamá, novelas largas sobre animales de una editorial española (tengo alguno todavía), Kpo la pantera,

Sirga la leona, una serie de caballos salvajes de una autora australiana que me marcó, y Los tres mosqueteros de Dumas y Salgari, todo lo de Sandokán...
 
  ¿Quién o quienes te acercaron los primeros libros, o las primeras historias  en tu niñez? ¿Cómo llegaste a ellas?

Creo que ya lo dije. En casa todos eran tirando a la ciencia y la pasión venía por ahí pero los libros eran importantes y llenaban paredes y paredes.
   
   
 ¿En qué lugar de tu infancia te recuerdas leyendo? Si tuvieras que describirme una imagen tuya en tus inicios lectores ¿cuál sería?.

Leía en todas partes. Me acuerdo de las lecturas en las hamacas paraguayas de Ezeiza a los diez, doce, horas leía. Ahí fue cuando mis viejos empezaron a preocuparse.
   
 Hoy en día ¿en qué lugar te gusta leer? ¿Tenés algún hábito o costumbre  que te caracterice al momento de comenzar a leer, o al escoger un libro?

No, de nuevo, leo en todos lados. No tengo hábitos para eso, son más mis hábitos para escribir. Yo leo en el tren, en el subte y no en el colectivo porque me mareo mucho. Leo en el auto, en voz alta en los viajes largos y cortos. Leo casi en todas partes excepto en cama, a la noche. Ahí prefiero mirar televisión, cine y series.
 

 Si tuvieras que elegir una palabra (pueden ser dos, o más) para describir  lo que significa un libro para vos ¿cuál o cuáles serían?

No sé... Los libros fueron mi refugio, en malos tiempos y supongo que volverían a serlo. Pero tuve otros. Soy muy lectora pero hay otras cosas que me gustan tanto como esa, el cine es una.
    
 Si tuvieras que decir lo que significa para vos la lectura en pocas  palabras, ¿cuáles serían?

Creo que ya lo contesté arriba.


  ¿Qué estás leyendo en el momento en que te ha llegado esta entrevista?  O ¿qué estás buscando leer?

Yo leo para el diario o para dar clase. No leo casi nunca para leer solamente. Lo que pasa es que elijo los libros que quiero comentar, en su mayoría, así que es placer también. Un trabajo en el que te paguen por leer es lo mejor que puede pasarte, siempre lo digo, y a mí me pasó. 


Estoy leyendo una maravilla de Iris Murdoch que se llama "El unicornio."




Y después tengo: "Sapphira y la joven esclava" de
Willa Cather 








y "Nombres y animales"  de Rita Indiana. 



 




Y acabo de terminar Los casos de Salvo Montalbano, de Andrea Camilieri.

 

No hay comentarios:

Publicar un comentario